Banca móvil

El concepto de banca móvil se refiere a las transacciones financieras realizadas a través de un dispositivo móvil. Este modelo tiene el potencial de llegar a más clientes, a un menor costo y de manera más práctica que los servicios bancarios tradicionales que se ofrecen en las sucursales.

Con la veloz expansión mundial de la tecnología móvil, este tipo de banca ayuda a una gran cantidad de personas que no tenían acceso a los servicios financieros. Los operadores de redes móviles, los Gobiernos y las instituciones financieras (desde grandes bancos comerciales hasta IMFs) reconocen y han comenzado a maximizar el potencial de la banca móvil. Algunos Gobiernos y sus bancos centrales también han comenzado a aplicar políticas de “sistemas electrónicos”, para reducir el uso y, por lo tanto, el costo del dinero en efectivo en sus economías.

Los modelos de banca móvil se están probando con distintos niveles de éxito en todo el mundo. Es probable que M-PESA de Safaricom onen Kenya sea el ejemplo más conocido y exitoso. Su gran aceptación generó una oleada de emprendimientos y asociaciones que utilizan el servicio para ofrecer otros servicios valiosos a los habitantes de Kenya, como el pago de servicios públicos, cuentas de ahorro y microseguros. 

Los investigadores están analizando los casos exitosos y los fracasos de la banca móvil a fin de entender las fuerzas del mercado, los modelos de negocios y los requisitos necesarios de este ecosistema para respaldar experiencias satisfactorias en otras partes del mundo.

Dos personas usando banca móvil. Por AJ Rudin, Concurso de Fotografía CGAP 2013.