EntreTODOS: Siete lecciones aprendidas de la promoción de grupos de ahorro y crédito en poblaciones rurales

Actualidad
Fecha de publicación: 
Septiembre 2017
Autor: 
CODESPA
Editorial: 

CODESPA comparte en este blog aprendizajes y buenas prácticas de su experiencia con grupos de ahorro en Guatemala.

Grupo de Ahorro EntreTODOS, Guatemala. Gentileza CODESPA.

Fundación CODESPA es una organización no lucrativa con 32 años de experiencia en cooperación internacional al desarrollo. Partiendo de la confianza en la capacidad humana para construir un mundo más equitativo y justo, su misión consiste en proporcionar oportunidades a las personas para que puedan, a través del trabajo, desarrollar sus capacidades y ser protagonistas de su propio desarrollo. Trabaja con comunidades en países en desarrollo de Asia, África y las Américas.

Muchas organizaciones de desarrollo han promovido los grupos de ahorro y crédito en diferentes países bajo diversos nombres y/o metodologías. Los beneficios socioeconómicos que se pueden conseguir con este tipo de programas varían desde el incremento del ahorro, el empoderamiento y aumento de dignidad, el acceso a capital para necesidades básicas y actividades productivas y la creación de lazos y de asociación entre los miembros participantes, entre otros.

Además, muchos de estos programas se han dirigido más especialmente a las mujeres, logrando un alto nivel de participación por su parte y siendo una estrategia eficaz de empoderamiento social y económico (a nivel familiar y comunitario), logrando combatir la feminización de la pobreza.

En la promoción de las microfinanzas comunitarias en Guatemala, desde CODESPA hemos desarrollado el programa "EntreTODOS. Grupos educativos de ahorro y crédito". EntreTODOS son grupos de personas, que se encuentran en situación de pobreza o extrema pobreza, y que se unen para aportar una cantidad de dinero periódicamente. Con ello conforman un fondo común para otorgarse préstamos entre sus propios integrantes. Esto les permite generar utilidades para ellos mismos y tener acceso a liquidez para cubrir sus necesidades básicas de supervivencia.

A continuación, compartimos siete aprendizajes y `buenas prácticas´, fruto del recorrido de CODESPA de más de dos décadas en este tipo de programas y de nuestra experiencia en este tipo de iniciativas, en concreto:

1 - Dedicar un tiempo adecuado en la fase de constitución de los grupos para la correcta sensibilización y apropiación de la metodología.

Es necesario dedicar el tiempo adecuado en la fase de constitución de grupos, concretamente en el diseño de los criterios y condiciones necesarias para la selección de zonas geográficas para la creación de los grupos, así como en la comprensión y asimilación de la metodología y del reglamento interno por parte de sus miembros.

Para ello, es importante tener en cuenta el contexto sociocultural donde se opera, así como la capacidad comunicativa del promotor, que pueda asentar correctamente las bases y los cimientos sobre los que operarán los grupos.

Asimismo, no sólo basta con que se entienda la metodología desde un punto de vista teórico, sino que es importante que los grupos la comprueben y `palpen´, a través de ejercicios prácticos de restitución de capital y distribución de intereses cada cierto tiempo. Esto contribuye a generar confianza, evitando posibles situaciones de descapitalización y promoviendo un buen funcionamiento operativo de los grupos.

2 - La importancia del ahorro antes que la financiación externa.

Es importante no introducir una línea de crédito externo desde el inicio, sino promover el ahorro entre los miembros y el acceso a crédito en base al mismo, por tres motivos principales:

  • En primer lugar, es importante la sensibilización y la creación de capacidades de ahorro entre la población en situación de pobreza y riesgo de exclusión, como estrategia de reducción de su vulnerabilidad ante emergencias o situaciones no esperadas que demandan liquidez para afrontarlas. Sin un `colchón´, estas personas pueden verse obligadas a tener que vender sus activos productivos y/o acudir a usureros, empeorando su situación económica –y la de sus familias- en el futuro.
  • En segundo lugar, porque a mayor capacidad de ahorro por parte de los miembros, menor demanda de crédito externo tendrán, lo que les permite tener acceso a capital de forma más barata y se evitan posibles situaciones de incapacidad de pago de deudas adquiridas para con agentes externos. Cuando los grupos se fortalecen, comprenden la importancia del ahorro y tienen la capacidad de generar sus propios recursos para cubrir sus demandas de crédito, la línea de crédito no es una necesidad.
  • Por último, es importante introducir el crédito externo una vez validado su fortalecimiento tanto a nivel organizacional como financiero, siendo ambos igualmente importantes para la entrada de financiación externa. En este sentido, es necesario asegurar un correcto compromiso del grupo, (demostrado en aspectos como la asistencia a las reuniones), así como una adecuada trayectoria en el seguimiento financiero de los créditos internos.

En esta línea, es importante introducir criterios que constituyan una buena praxis y limiten los riesgos de impago frente a financiación de agentes externos, como por ejemplo, incluir una línea de crédito externa solo y cuando las necesidades de financiación del grupo superen su capacidad de ahorro, establecer un límite de financiación externa en relación al nivel del fondo social del grupo, o un tipo de interés inferior al acordado por el grupo.

Estos aspectos contribuyen, por un lado, a mejorar su educación financiera (por ejemplo, conocen el precio de dinero y aprenden a determinar si les compensa o no tomar créditos externos bajo determinadas condiciones), y a su vez evitan posibles situaciones inoportunas de impago, corrupción, pérdida de fondos o desestructuración de grupos.

3 - Simplificación y adaptación de los formatos o registros para el seguimiento financiero.

En cuanto a los formatos utilizados en el grupo que abarcan desde el reglamento interno, la solicitud de crédito o el libro de caja, entre otros, es necesario contar con formatos adaptados según el nivel educativo del grupo, características socioculturales y su idioma. Si queremos la autonomía y el correcto seguimiento financiero por parte de los grupos, no pueden utilizarse los mismos formatos en un área rural indígena que en un área semi-rural o urbano o en lugares no indígenas.

También, conviene simplificar en cuanto al número de registros o formatos y el alcance o extensión de cada uno de ellos, limitándolos a la información de mayor utilidad y necesidad y de la forma más clara y concreta posible, especialmente en contextos con niveles de alfabetización bajos.

Es muy adecuado incluir un enfoque de alfabetización de adultos en este tipo de programas, para promover mayores capacidades para escribir y leer entre población adulta analfabeta, logrando así un mejor seguimiento financiero del grupo, así como un mayor impacto en el desarrollo de sus miembros.

4 - Educación financiera para todo el grupo como medio de promoción de la transparencia.

Es una buena práctica brindar la educación financiera a todo el grupo, y no sólo a aquellos que ostentan puestos directivos (presidente, vice, secretario o tesorero), utilizando papelógrafos de los formatos o registros financieros para que todos aprendan su uso para el seguimiento financiero.

Esto también permite que todos los miembros  aprendan e interioricen la metodología y puedan controlar la transparencia, pudiendo resolver posibles dificultades en este sentido, en el caso de miembros que no siguen las reglas o no pagan sus deudas.

5 - El fortalecimiento organizacional y la capacidad de crear sinergias con otros programas en pro del desarrollo de los miembros

Es muy conveniente que los miembros reciban apoyo en otras esferas diferentes a su exclusión financiera para luchar contra la trampa de la pobreza. Resulta muy interesante para los grupos el recibir apoyo de ONG con capacidad de crear sinergias y alianzas con otros actores públicos y privados presentes en el territorio para que puedan acceder a otros programas de desarrollo (como por ejemplo, de salud, seguridad alimentaria o generación de ingresos, entre otros).

En este sentido, el fortalecimiento de las capacidades de los miembros y la asociación generada a través de los programas de ahorro y crédito, incrementa sus posibilidades de solicitar y recibir otro tipo ayudas, lográndose así un impacto de desarrollo mucho mayor.

6 - Seguimiento cercano para la asistencia técnica.

Para lograr unos buenos resultados y la autonomía de los grupos, es necesario que estos estén acompañados en el proceso y tengan una presencia cercana del facilitador en sus reuniones periódicas para la correcta transferencia de conocimiento. Para ello, es necesario llegar a un balance adecuado del número de grupos que promueve cada facilitador, así como acceder a nuevas tecnologías y dispositivos móviles que simplifiquen costes y tiempo y permitan un mejor monitoreo de los resultados. 

7 - Evitar prácticas paternalistas por parte de ONG y promover la autonomía del grupo.

Es inevitable que se genere un vínculo entre la organización facilitadora o promotora y el grupo de ahorro y crédito, pero no se debe de perder de vista que el objetivo último es conseguir su desarrollo, que pasa por lograr su autonomía e independencia.

Por tanto, es necesario evitar prácticas paternalistas de ONG hacia estos grupos, y promover metodologías que garanticen una `graduación´ y estrategia de salida, una vez el grupo logre el fortalecimiento y la capacidad instalada necesaria para funcionar autónomamente.

Tras un periodo de reflexión e innovación social, desde CODESPA compartimos las principales lecciones aprendidas de nuestra experiencia en la promoción de las microfinanzas comunitarias, con ánimo de que estas puedan servir a otros actores públicos y privados que buscan la inclusión socioeconómica de personas en situación de pobreza y vulnerabilidad.

Para conocer más en detalle nuestro programa, puede acceder a la publicación "EntreTODOS.Grupos educativos de ahorro y crédito" a través del siguiente enlace o escribiendo a [email protected]


    Para aprender más sobre ahorros y depósitos, lo invitamos a explorar la sección “Tema: Ahorros y depósitos” del Portal.

    ¿Le interesó este tema? Suscríbase aquí a nuestro boletín quincenal para estar al día con el sector de las microfinanzas y la inclusión financiera en América Latina y el Caribe. 

    Tipo: 
    Actualidad
    País: 
    Guatemala