Disrupción en la industria financiera en América Latina

Actualidad
Fecha de publicación: 
Septiembre 2017
Autor: 
Arraiz, I.

Las alianzas entre Fintechs e instituciones financieras pueden ayudar a prestar mejores y más amplios servicios financieros en ALC.

Logo Foromic 2017 con datos.

Si repasamos la lista de negocios disruptivos de las últimas décadas, encontraremos nombres como Uber, Airbnb, Netflix, Google, etc., y veremos que la mayoría de estas empresas no está brindando nuevos servicios o productos. Estas están ofreciendo lo que ya existía en el mercado pero de una manera innovadora.

Uber y Lyft causaron disrupción en la industria del taxi en muchas ciudades del mundo al ofrecer servicios de transporte punto a punto, como lo hacen los servicios de taxis convencionales, pero de una forma diferente. El servicio es más amplio, de requiere bajo esfuerzo, y se centra en la experiencia del usuario aprovechando aspectos de la conducta humana que hacen que muchos de nosotros prefiramos un Uber a un taxi convencional. Mientras que el taxi ofrece un servicio que comienza cuando usted se sube al vehículo, Uber le ofrece un servicio que comienza desde el mismo momento en que usted decide que pagará por un viaje o “carrera” en auto. Usted puede pararse en una esquina a esperar que aparezca un taxi, sin saber si este aparecerá, o cuándo llegará, si el conductor estará de acuerdo en llevarlo a su destino, o si el dinero que tiene en la mano será suficiente para cubrir su viaje. O usted puede llamar a un Uber, en cuyo caso, no necesita el dinero en efectivo, usted sabe dónde está el vehículo en todo momento, cuánto tiempo se tardará en llegar y cuánto le costará el servicio. Ahora repita este ejercicio con otras empresas exitosas como Airbnb, Netflix o Google y verá cómo este patrón se repite.

Si nos trasladamos a la industria financiera, mi opinión es que muchas Fintechs están ofreciendo a las instituciones financieras lo que sería el equivalente para la industria de taxis, a una aplicación para automatizar el envío de taxis a los clientes que los solicitan y cobrarles el servicio automáticamente―de hecho, en muchas grandes ciudades, en un intento de luchar contra Uber, ahora es obligatorio para los taxistas aceptar el pago por tarjeta. Lo que están haciendo las Fintechs es dirigir su mirada hacia las áreas que no están siendo atendidas o son poco atendidas, donde existen clientes ávidos por obtener los servicios (o servicios más amplios) que las instituciones financieras no están ofreciendo.

Pero las alianzas entre Fintechs e instituciones financieras no son simples. Existen problemas de coordinación. Para los grandes bancos globales, la solución ha sido a través de programas de financiamiento y aceleración corporativa que les permite identificar e invertir en startups centradas en el usuario, con experiencia en tecnología, y que les permite poder probar estas soluciones. Para los bancos locales, con capitales más pequeños, este tipo de alianzas presenta desafíos que hemos tratado de abordar con nuestro programa Finconecta, un programa de 10 meses de duración realizado con a & b, que busca integrar a través de una plataforma virtual a Fintechs seleccionadas de todo el mundo e instituciones financieras en América Latina y el Caribe (ALC).

Tenemos una cartera preliminar de Fintechs que han sido seleccionada por las instituciones financieras participantes de Finconecta que, si bien está lejos de ser una muestra representativa, puede resultar informativa. La categoría que despertó mayor interés por parte de las instituciones financieras participantes de la región fue la de colocación de crédito, seguida por soluciones de pago y luego un tercer grupo de soluciones que ofrecen servicios automatizados de “back-office”, perfiles de clientes, autenticación biométrica, etc.

En el caso de la colocación de crédito, por ejemplo, las Fintechs seleccionadas por Finconecta utilizan una amplia gama de fuentes de datos para evaluar la solvencia de los posibles prestatarios, entre ellos: buzón de correo electrónico del usuario final, psicometría, redes sociales y plataformas digitales y pagos digitales. Sus soluciones son una respuesta a los cuellos de botella en la infraestructura crediticia que enfrentan la mayoría de los países de la región (y del mundo). Pero aun así, estas Fintechs están proporcionando un servicio ya existente: la evaluación de la solvencia, pero simplemente lo están ofreciendo de una manera innovadora.

Estamos muy contentos de brindar a las instituciones financieras de la región la oportunidad de entusiasmarse―tanto como nosotros―con las nuevas tecnologías y herramientas (que van desde computación de datos en la nube deep learning, ciber-seguridad biométrica, blockchain, aplicaciones móviles, etc.) que las Fintechs pueden ayudar a implementar para poder prestar mejores y servicios financieros más amplio en la región. Tendremos la oportunidad de ver los resultados de este esfuerzo en Foromic, en octubre de 2017.

(*) Irani Arraiz es especialista senior del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN).

Este artículo fue originalmente publicado en inglés en el blog del FOMIN


Logo Foromic 2017El Portal de Microfinanzas es aliado estratégico de contenido de Foromic 2017. Portal estará tuiteando en vivo desde el evento, etiqueta #Foromic. Síganos: @Portal_MF.  

También puede concertar una reunión con el Portal de Microfinanzas en el "punto de encuentro" de Foromic 2017 para conocer más sobre nuestro sitio en línea y contarnos qué está haciendo su organización para avanzar en materia de inclusión financiera en su país.

¿Quiere aprender más sobre inclusión financiera en América Latina y el Caribe? Explore el mapa interactivo del Portal aquí.

Tipo: 
Actualidad