FinTech: Aspectos clave y desafíos para la banca central

Fecha de publicación: 
07 Septiembre 2017
Autor: 
Morales, R.

En vista del impacto que las nuevas tecnologías y la innovación están teniendo en el mundo financiero, reflejado en la aparición de nuevos agentes, modelos de negocio, productos y soluciones que conducen a un nuevo panorama para mercados e infraestructuras financieras, las funciones principales de la banca central están atravesando un cambio. Esta nota destaca los aspectos clave y desafíos que merecen la atención de la banca central de América Latina y el Caribe.

Aspectos clave alrededor de FinTech

  • La experiencia del cliente es primero. La transformación digital y las innovaciones tecnológicas en el sector financiero están favoreciendo la aparición y creciente disponibilidad de métodos (productos y soluciones) con una mayor rapidez (inmediatez) e integración (menos fricción) para utilizar distintos servicios financieros. Las estrategias y modelos de negocio están apuntando a un entorno en el que el cliente es primero, los servicios financieros incluso son solo una parte de la experiencia ofrecida, y el diseño del producto se vale cada vez más de información acerca de los hábitos y preferencias actuales del cliente.
  • Cooperación antes que competencia. La incorporación de empresas FinTech en el ecosistema actual está ocurriendo en una forma más colaborativa que competitiva. Estos nuevos actores necesitan a los tradicionales –bancos, por ejemplo–, bien para acceder a infraestructuras y sistemas de pago o bien, para apoyarse en el conocimiento y confianza que los actores tradicionales tienen de sus clientes; los actores tradicionales, por su parte, necesitan la cooperación con los nuevos para adaptarse a los cambios tecnológicos. Esta conjugación de fuerzas si está bien encaminada puede hacer más eficiente y competitivo al sector financiero.
  • El carácter sistémico de las FinTech. Algunos actores nuevos –como pueden ser las empresas de telecomunicaciones, de comercio electrónico y otras de escala mundial– ya tienen elevadas cuotas de mercado en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación. Estas grandes compañías también cuentan –y saben explotar– volúmenes grandes y diversos de información para adaptar su oferta de bienes y servicios a las necesidades de los clientes. Esta ventaja, si no es adecuadamente dirigida, se puede convertir en un desafío en términos de competencia y gestión de riesgos para el sector financiero, y la economía en su conjunto.
Leer artículo completo
Tipo: 
Blog